Más vale que se te seque la boca, que no la bolsa.


Más vale que se te seque la boca, que no la bolsa.
Dícese admonitoriamente en alusión al crecido desembolso, a menudo ruinoso, que apareja el vicio alcohólico. Tal vez por eso dijo Ernest Dowson: «No son largos los días de vino y rosas.».

Diccionario de dichos y refranes. 2000.